domingo, 2 de julio de 2017

Dos consejitos para tu cocina

Cuando ciertas cosas que necesitamos no las tenemos disponibles o no las podemos conseguir, no nos queda más remedio que acudir a nuestra imaginación e improvisar.
Estos dos consejitos que les traigo, son muy útiles y sobre todo prácticos. Quizás no se te habían ocurrido.

·       Manejo de las carnes frescas en el supermercado
Para evitar que el empaque de la carne que adquirimos en el supermercado se rompa y nos contamine el resto de nuestra compra, debemos poner la carne en una bolsa plástica de la que se usa para poner las frutas o los vegetales que compramos en el supermercado.

Bolsa cubriendo empaque de carne

De este mismo modo puedes congelarla y descongelarla dentro de la misma bolsa. No olvides colocarla sobre una bandeja al descongelarla, aunque se mantenga en la bolsa.

·       Cómo improvisar una tapa


Es muy sencillo improvisar una tapa con una bolsa plástica. Solo basta con colocar el envase con el alimento dentro de la bolsa y cerrarla. Demás está decir, que la bolsa debe estar completamente limpia y seca. Luego de usar por completo el contenido del envase, se debe descartar la bolsa.

Este truquito casero también se puede aplicar en la industria de alimentos, si en vez de una bolsa, usamos papel transparente (tipo wrap) o de aluminio.

sábado, 17 de junio de 2017


Bistec guisado

  

Ingredientes

2 libras de bistec machacado

1 cda. de adobo comercial con pimienta

2 cdas. de ajo en polvo

¼ taza de vinagre

1 cda. de aceite de oliva

2 cebollas grandes cortadas en lascas

1/2 pimiento morrón verde, limpio y cortado en lascas

1/2 pimiento morrón rojo fresco, limpio y cortado en lascas

¼ cdta. de comino

¼  cdta. de orégano

¼ cdta. de pimienta negra molida

½ cdta. de ajo en polvo

2 cubitos de carne

1 sobre de sazón con culantro y achiote

2 cdas. de sofrito

½ taza de salsa de tomate

4 tazas de agua

 

Procedimiento

1.     Adobe la carne con el adobo, el ajo y el vinagre. Deje marinando de un día para otro.

2.     En un caldero con superficie antiadherente coloque el aceite y cuando caliente agregue la cebolla con los pimientos. Mezcle y cocine unos minutos, moviendo ocasionalmente.

3.     Agregue todas las especias,  junto con los cubitos, el sazón y el sofrito. Cocine durante unos minutos moviendo ocasionalmente.

4.     Agregue la salsa y cocine durante unos minutos más y entonces agregue la carne sin su líquido.

5.     Mezcle y agregue el agua, cocine por alrededor de 30 minutos y verifique si necesita sal. De ser necesaria agregue ½ cdta.

6.     Cocine en calor moderado hasta tener la carne tierna.

domingo, 7 de mayo de 2017

Pollo asado del cuchifrito

Después del sabor que adquiere este pollo asado, quizás sea difícil encontrar algo mejor.

Ingredientes
4 cdas. de adobo para todo uso con pimienta
2 cdas. de orégano seco, en hojitas pequeñas
6 cdas. de aceite vegetal o de canola
8 a 10 presas de pollo descongeladas

Procedimiento
1.  En un envase pequeño, mezcle bien todos los ingredientes, excepto el pollo.
2.  En un envase grande, coloque el pollo e imprégnelo bien con la mezcla que preparó en el paso anterior.
3.  Coloque las presas de pollo uniformemente en una bandeja para hornear.
4.  En un horno precalentado a 350 grados F coloque la bandeja con el pollo y hornee durante 1 ½ a 2 horas aproximadamente, dependiendo de la cantidad de presas y su tamaño. Si no está listo en este tiempo, hornéelo tiempo adicional.

Notas:
1.  Si desea, puedes dejar el pollo con su piel. De esta forma quedará un poco más jugoso y con más sabor. Si le deja la piel, soltará bastante líquido en un momento determinado, retire su exceso y siga horneándolo. Luego de botar ese exceso, déjele el líquido que suelte por segunda vez.
2.  Puede usar cualquier tipo de presa de pollo, o un pollo entero si desea.
3.  Puede hacerle tajitos al pollo, para que penetre mejor la mezcla del adobo.

4.  Si desea puede ponerse unos guantes cuando vaya a adobar el pollo. De esta forma, el adobo no se impregnará de sus manos y sus uñas y por consecuente no olerán mal.

lunes, 24 de abril de 2017


Carne guisada estilo puertorriqueño rapidita

 

Ingredientes

2 libras de carne de res para guisar, limpia y cortada en cubitos de alrededor de ½ pulgada

Adobo para la carne

1 cdta. de sal

1 cdta. de adobo

½ cdta. de orégano seco

¼ cdta. de pimienta negra molida

1/2 cda. de ajo en polvo

1 cda. de aceite vegetal

3 cdas. de sofrito hecho en casa

½ taza de salsa de tomate

1 hoja de laurel

6 aceitunas rellenas de pimiento morrón (opcional)

1 sobrecito de sazón con culantro y achiote

¼ taza de vino blanco para cocinar (opcional)

1 taza de agua o caldo de res

3 papas medianas cortadas en cubos de alrededor de ½ pulgada

 

Procedimiento

1.  Hierva la carne en la olla de presión. Puede tenerla hervida de antemano, incluso la puede hervir el día anterior y guardarla en la nevera. Sáquela con tiempo de la nevera para que pierda un poco el frío, antes de cocinarla.

2.  Cuando retire la carne de la olla, si sobró agua resérvela para usarla más adelante en la receta.

3.  Adobe la carne con los primeros cinco ingredientes y déjela reposar. Si hierve la carne el día anterior, puede dejarla adobada.

4.  En una olla o caldero de 4 cuartillos agregue el aceite y sofría la carne durante unos minutos. Agregue los próximos 6 ingredientes y cocínelos durante 3 a 4 minutos aproximadamente.

5.  Agregue el vino si desea y suba el nivel de calor, cocine durante dos minutos aproximadamente. Si no desea agregar vino, agregue entonces el agua y deje que hierva.

6.  Añada las papas y baje el nivel de calor, deje cocinar por aproximadamente 15 a 20 minutos o hasta tener todo integrado.

 


Notas:

1.  La receta recibe el nombre de rapidita, porque ya la carne está hervida previamente. De no ser así, entonces el proceso de cocción tomará más tiempo.

2.  Si no tiene papas, no es necesario agregarlas, tampoco el caldo de res.

3.  Puede agregar zanahorias si desea, cortadas en rebanadas o en trozos de ½ pulgada aproximadamente.

jueves, 9 de marzo de 2017

Nueva etiqueta nutricional  
Adaptado de la web.

Cada vez más las personas se apoderan del manejo de  su salud.
Veintitrés años después de la creación de las etiquetas nutricionales, la FDA anunció en el 2016  su rediseño, con cambios en su aspecto y contenido. La meta es facilitar la toma de decisiones del consumidor a la hora de comprar alimentos.
Estos cambios van a tono con las Guías Dietéticas que estableció el Departamento de Agricultura de Estados Unidos para el 2015-2020: fomentar una alimentación sana para prevenir enfermedades crónicas.
Los fabricantes de alimentos tienen hasta julio de 2018 para poner en uso la nueva etiqueta. Aquellas compañías de productos con ventas menores de $10 millones anuales tienen hasta verano de 2019 para cumplir con el nuevo requisito.
“Es que ahora se come más que en 1993, cuando se actualizó por última vez la información nutricional”, dijo la doctora Ada Laureano, profesora de Nutrición en la Universidad del Turabo.
El nombre del producto, la cantidad en peso contenido en el empaque, la fecha de vencimiento, el panel nutricional, la forma de conservación, los ingredientes y el contenido de alérgenos es parte de la información del etiquetado de los alimentos.
Cuáles son los cambios importantes:
La nueva etiqueta, explicó Laureano, detalla las porciones en letra más grande y notoria, además de actualizar el tamaño de las porciones a lo que la gente consume hoy día. 
Para ciertos paquetes más grandes que se podrían consumir de una vez o en varias ocasiones, los fabricantes tendrían que ofrecer etiquetas con dos columnas para indicar la información nutritiva y de calorías por porción y por envase.
Los productos envasados que típicamente se consumen de una vez, incluyendo las bebidas, serán etiquetados como una sola porción y se declara la información nutricional y de calorías para el paquete entero.
Se eliminará las calorías provenientes de la grasa porque los estudios muestran que el tipo de grasa es más importante que la cantidad.
Tipografía más grande en las calorías y valores nutricionales diarios también actualizados son otros cambios, además de agregarle las azúcares añadidas,  vitamina D y  potasio.
Se añaden valores diarios de nutrientes, como sodio, fibra y vitamina D actualizados y acordes a recomendaciones del Instituto de Medicina y la Guía de Alimentación para los Estadounidenses de 2015-2020.
Una nota al pie de la etiqueta abreviada para explicar mejor el por ciento del valor nutricional diario. 
Una declaración de la vitamina D y el potasio que incluirá la cantidad real en gramos, además del porcentaje del valor nutricional diario.
La vitamina D, indicó, es un factor importante de prevención de condiciones cardiovasculares y el potasio es bueno para prevenir hipertensión.

Las vitaminas A y C se podrían incluir voluntariamente.


martes, 28 de febrero de 2017

El origen de la pizza hawaiana


"Amada, odiada, incomprendida", así describe Pictoline en Facebook a la pizza hawaiana. Esta receta tropical no nació en Hawái, como sería lógico creer, sino en Ontario, Canadá; y de las manos de Sam Panopoulos, quien en el Satellite Restaurant fue el responsable de adulterar la clásica receta agregando una fruta: la piña.

Así, una pizza de jamón, queso y piña "dividió a los amantes de la pizza para siempre", dice él en Facebook. Aseguran que el invento del canadiense de ascendencia griega le gustó a muchas personas, por lo que se hizo parte de la carta.


Según "Food Network", esta división se dio en la década de los 60 en el restaurante de Panopoulos. Pero las siguientes variaciones ya no son parte de su propuesta, ya que algunos preparan una pizza hawaiana y le agregan pollo o salsa BBQ, lo que queda a gusto del consumidor o del local de comida.

domingo, 19 de febrero de 2017

Consejito de cocina


Una de las ideas que acostumbro a usar de vez en cuando es la referente a cuando olvidas un ingrediente que está congelado y ya estás cocinando el plato que seleccionaste.

Siempre tengo por costumbre y recomiendo tener todos los ingredientes que vamos a usar para preparar una receta, medidos y a temperatura ambiente antes de comenzar a prepararla.

Si por alguna razón, uno de los ingredientes se te quedó olvidado y está congelado, no te preocupes. Sácalo de inmediato del congelador y agrégalo a la preparación que estás realizando.


El calor que está generando la cocción descongelará el ingrediente mientras se cocina. El resultado será igual que si lo hubieses agregado descongelado.