martes, 1 de enero de 2013


Estrategias para bajar de peso

 

Comer bien significa aprender a escoger y preparar los alimentos teniendo como guía proporcionarle una mejor salud a nuestro cuerpo. No es comer poco, sino comer mejor.

·        Incorpora gradualmente modificaciones específicas o cambios en los alimentos. Una ingesta saludable debe incluir alimentos que disfrutes, aunque haya que modificar el método de prepararlos.

·        Si te ataca el hambre de momento, no salgas corriendo a satisfacerla. Espera unos minutos y tómate un vaso de 8 onzas de agua o algún jugo natural. De esta forma no tendrás tanta hambre cuando comas.

·        No tengas en tu nevera o alacena nada que no sea nutritivo.

·        Masticar aumenta la sensación de saciedad.

·        Ten siempre a mano meriendas saludables para cuando te sean necesarias.

·        Empieza la comida con un vaso de agua, de esta forma comerás menos.

·        Recuerda que no hay receta mágica para bajar de peso, solo necesitas sentido común, mente positiva y perseverancia.

·        Una ingesta saludable debe proveerte las calorías necesarias para que obtengas la suficiente energía y nutrientes sin que tu salud y tu metabolismo se afecten adversamente.

·        Planifica de antemano tu plan de comidas saludables. Esto puede ser semanalmente.

·        Aprende a encontrar sustitutos saludables a tus comidas.

·        Comiendo saludablemente aprendes a incorporar buenos hábitos alimentarios a tu ingesta.

·        Para bajar de peso recuerda desayunar abundante, almorzar regular y cenar ligero.

·        Come solo lo necesario para satisfacer tu deseo por algo dulce.

·        Prepara un plan de ejercicios. Si no tienes mucho tiempo planifica levantarte más temprano para este propósito.

·        Cuando desees un chocolate prueba tomar un vaso de leche con una cucharada de chocolate en polvo. Es una alternativa más saludable y puedes saciar tu paladar con el sabor a chocolate.

·        Si tienes niños y están empeñados en ir a un lugar de comida rápida, pide una batida para calmar tu hambre y después come en el sitio que tenías pensado ir.

·        Haz ejercicios cada vez que puedas, por insignificantes que creas que sean.

·        Escoge ejercitarte también cuando estás experimentando algunos estados de ánimo, tales como coraje, tristeza, etc.

·        Pon una hora límite para visitar la cocina a buscar algo de comer. Debe ser entre 8 y 9 de la noche.

·        Sustituya todos los alimentos refinados por integrales.

·        Aprende a sustituir ingredientes en las recetas por unos más saludables.

·        Si tienes deseo por algún postre bien decadente busca un buen sustituto para satisfacer tu deseo.

·        Lávate los dientes varias veces al día, para tener sabor de menta en la boca constantemente. Así sentirás menos deseos de comer.

·        Lleva alimentos preparados por ti para el almuerzo.

·        Trata de mantener un horario fijo de comidas.

·        Sírvete la comida directo en el plato y guarda inmediatamente los sobrantes. De esta forma no verás una enorme fuente atiborrada de comida en medio de la mesa y tendrás menos envases para fregar.

·        Busca una persona que puedas integrar a tu plan para bajar de peso, de esta forma podrás compartir todos tus logros y frustraciones.

·        No se prive de comer algún alimento que le guste y esté prohibido para usted. Trate de que no lo consuma con frecuencia y vele la porción que ingiere. Averigue si existe un sustituto más saludable.

·        Agregue a su compra cada vez que le sea posible un alimento nuevo.

·        Cada vez que vaya a hacer trampita en su dieta, recuerde porque fué, que tuvo que iniciar la dieta.

·        Si ha bajado unas libras y se le hace difícil bajar el resto, tal vez necesite más ejercicio y chequear la forma en que se está alimentando.

·        Si está levantando pesas y nota que en vez de rebajar aumenta, recuerde que está creando músculo y éste pesa más que la grasa.

·        Elige una dieta realista con la ayuda de un médico.

·        Si falla en su dieta y come algún alimento indebido o ha comido en abundancia, no piense que se ha fallado, ha sido solo un lapso momentáneo.

·        Prémiese cada vez que logre una meta, aunque le parezca pequeña.

·        Haga que el ejercicio sea una prioridad, una parte no negociable de su vida.

·        Cuando estés comiendo, para cuando te sientas satisfecho.

·        Consume mucha fibra en tus comidas, ésta actúa como una esponja en tu estómago. Absorbe toda el agua haciéndote sentir lleno.

·        Cuando hagas ejercicio varía la rutina, el peso, las repeticiones y el descanso entre cada serie. De esta forma tus músculos responderán mejor.

·        Sea un poco egoísta, para cumplir su propósito necesita tiempo para usted misma.

·        Consuma un bocado a la vez, no ingiera dos bocados a la vez.

·        Algunas excusas que puede usar cuando le ofrezcan comidas;

 

ü  Luce delicioso, pero siempre me produce … y apunte hacia su estómago con una mueca de dolor.

ü  Gracias pero ya me he excedido.

ü  Te molestaría si me lo llevo a casa.

ü  Distraiga la atención del plato ofrecido alabando otro; ya no puedo más, he comido demasiado de tu deliciosa ensalada de camarones. ¿Cómo la haces tan sabrosa?

ü  Soy alérgica o lo siento, me lo ha prohibido el médico.

 

·        Un consumo insuficiente de alimentos hace que sientas más deseos de comer. El consumo excesivo ocurre cuando estás insuficientemente alimentada.

·        Escoge bien las personas para salir a comer, esto debe planearse con tiempo escogiendo un lugar que sea compatible con todo el grupo.

·        Si dejas comida en el plato, no te sientas mal.

·        Lleva meriendas saludables en bolsitas plásticas (tipo Ziploc) y manténlas en tu carro.

·        Después de comer, métase un caramelo sin azúcar a la boca, así le será más fácil resistir el postre.

·        El primer bocado siempre sabe mejor. Al final de la comida ya se saturaron los sitios receptores del olfato y usted ya no siente el gusto.

1 comentario:

  1. Todos en algún momento deseamos tener el cuerpo perfecto y queremos someternos a dietas rigurosas y milagrosas, pero las cosas no son así, si uno sabe llevar una buena alimentación y hacer ejercicio de manera constante, se puede lograr lo que se desea.

    ResponderEliminar